NOTELOESPERABAS.COM BLOG

Blog con ideas para regalos originales

Fiestas raras de verano (pero raras, raras…) Fiestas raras de verano (pero raras, raras…)
Cada vez tengo más claro que el verano nos derrite el cerebro. Trikinis imposibles, parafernalia japonesa en las playas, fiestas locas de vikingos y... Fiestas raras de verano (pero raras, raras…)

Cada vez tengo más claro que el verano nos derrite el cerebro. Trikinis imposibles, parafernalia japonesa en las playas, fiestas locas de vikingos y lanzamiento de merengue… ¡Pero esto último es tan guay! ¡Fiestas raras! Igual que se nos deshaga un poquito el cerebelo no es tan malo… ¿O sí?

Mejor que opinéis vosotros tras ver esta recopilación de las fiestas y celebraciones más extrañas del país.

Jugar a los sims en la vida real

En Pravia, Asturias, para el 7 de agosto todos los vecinos son maestros arquitectos. Pues se pasan toda la semana construyendo casetas con sus propias manos para la llamada Romería de Xiringüelu. ¿Para qué? Os preguntaréis, ¿para los niños pobres? No. Para ponerse ciegos a sidra. 

¡Hey hey Vicky! ¡Hey Vicky Hey!

En Catoira, Pontevedra, un día se preguntaron…  ¿cómo podían ponerse hasta arriba de vino sin parecer unos alcohólicos? ¡Bebiendo como bávaros! Es broma. Bueno, no. La verdad es que la fiesta está empapada en vino, pero tiene su aquel. Cuentan con la ayuda de Frederikssund, una localidad portuaria danesa  hermanada con Catoira, cuyos habitantes hacen de vickingos y luchan (y beben, sobre todo beben), rememorando el intento de conquista de los vickingos  hace cientos de años.shutterstock_164429858

Cipotegato. Wtf?

Cipotegato es el nombre que se le da a un arlequín encapuchado que corre por la plaza de Tazarona (Zaragoza) el 27 de agosto mientras cientos de maños le tiran tomates y él intenta llegar sano y salvo a una estatua a la que se tiene que subir. Luego los guiris nos llaman alcohólicos… ejem…

¿Algo fresquito de postre? Pues unas uvas, y ya que estamos… ¡Celebramos Nochevieja!

Sep. Nochevieja en agosto. Qué os parece. A mí una idea de olla muy seria. Que anda que no tenemos suficiente ya con el ensayo de las uvas, la nochevieja universitaria de Salamanca, y la normal y verdadera, como para encima celebrar otra a 40 graditos de nada. Pues en Bérchules, Granada, opinan que pa chulo su pirulo y se comen doce uvas, hacen cabalgata, ponen Belén, y cantan villancicos en agosto. Los turistas tienen que flipar.shutterstock_84435265

Gin tonics de moda… solidarios

En Novales, Cantabria, el 6 de agosto puedes ponerte ciego a gin tonics, que solo cuestan 3 euros. ¡Encima colaborarás a una buena causa! La fiesta, llamada fiesta de los limones solidarios contribuye a que la gente se ponga ciega con este cóctel de moda, sí, pero también a los parados de Alfoz de Lloredo, para quienes va destinado todo lo que se recaude.shutterstock_206919517

Si te perdiste la Batalla Naval de Vallecas…

En Peñafiel, Valladolid, tendrás una segunda oportunidad donde empaparte, cantar a grito pelao y disfrutar de una fiesta fresquita fresquita (¿Veis? Al menos esta fiesta concuerda con la estación, señores de Bérchules…)shutterstock_82554763

Esto es la guerra… ¡Del merengue!

No, no se trata de una guerra entre Madridistas y Atléticos o algo así, sino que es una literal guerra de merengue donde los habitantes de San Sebastián, Guipúzcoa, se ponen las botas de merengue,  ¡y hay premio! Para el que salga menos manchado. Aunque apuesto un brazo a que la gente prefiere perder.fiestaespuma

Testando la muerte

La Romería de los ataúdes se celebra en As Neves, Pontevedra, y consiste precisamente en eso, en meterse en ataúdes. Me explico. Los habitantes del pueblo cuya patrona, Santa Marta,  haya bendecido con la salud, han de pasearse (bueno, ser paseados), por el pueblo metidos en ataúdes. El pueblo se llena de octogenarios sanos en ataúdes danzando por las calles… muy creepy todo.shutterstock_385408309

Tacones de 50 cm

Vale, bueno, tacones tacones…más bien habría que llamarlos zancos. Y así es como se desplazan los 8 elegidos, llamados danzantes, por todo el pueblo de Anguiano, La Rioja, para devolver la imagen de su virgen de una pequeña iglesia a su ermita de invierno. Santa Magdalena tiene unos fieles muy devotos (y de tobillos de piedra, por lo que se ve).

Como veis, somos todo un portento como país de fiestas raras. Yo de momento el año que viene, que éste ya llego tarde, me apuntaré a unas cuantas.

No, a la de los ataúdes no, gracias.