NOTELOESPERABAS.COM BLOG

Blog con ideas para regalos originales

Regalos para tu socorrista Regalos para tu socorrista
Se acerca el final del verano, y con él, el cierre de las piscinas y la marcha de esa persona que ha estado ahí... Regalos para tu socorrista

Se acerca el final del verano, y con él, el cierre de las piscinas y la marcha de esa persona que ha estado ahí los tres meses más calurosos del año, en la sombra, vigilante, trabajando en silencio: el socorrista.

Puede que no le hayas visto en todo el verano, porque tienen la capacidad de moverse como los ninjas, o puede que, por el contrario, te hayas hecho muy amigo suyo (porque es el trabajo más aburrido del mundo) y hayáis pasado el verano jugando a las cartas y bebiendo red bull (12 horas al día de piscina no se aguantan así como así, creedme).

¿Te vas a despedir de él sin más? ¿Por qué no tener un detallito? Mira que es el que ha velado por tu seguridad mientras hacías el cafre con tus amigos tirándote de cabeza en la parte que no cubre de la piscina.

Se lo merece Y lo sabes.

Un juego de cartas…

Para el año que viene. El Jungle Speed, el Zombies… un juego de esos de tienda friki sencillito para que pueda jugar en su próxima temporada como socorrista. Además, sirve como indirecta para hacerle saber que quieres que vuelva al año siguiente. Se le saltarán las lagrimitas.

Fuente: Junglespeed.com

Fuente: Junglespeed.com

A lo Mitch Bucanan

Una camiseta del vigilante de la playa más famoso, o mejor, un cuadro para su casa o en su defecto su habitación, le harán, cuanto menos, sonreír y odiar un poquito menos tu piscina y a todos tus vecinos (tú incluido).

Fuente: latostadora.com

Fuente: latostadora.com

Para entrenar (u odiarte)

Puedes regalarle unas gafas de bucear, un tubo de snorkel, unas aletas… algo que le ayude a superar sus pruebas de socorrista para el año que viene. Este regalo no le hará ninguna gracia, pero bueno, teníamos que incluirlo en la lista.

Fofucho socorrista

¿Conocéis los fofuchos? Son esos muñequitos que están de moda, que la gente hace con goma eva sobre todas las profesiones inimaginables. Bien, puedes comprar uno por Wallapop o alguna App similar, que es donde se venden, o puedes tirarte a la piscina (badabum pchsss) y hacerlo tú mismo comprando goma eva en cualquier papelería o tienda de manualidades.

Fuente: online-instagram

Fuente: online-instagram

Unas entradas de cine

El pobre socorrista se ha pasado todo el verano dentro de los límites de tu piscina. Créeme, el sol cansa tanto que de ahí se ha ido a su casa prácticamente cada día (palabra de socorrista en el pasado). Si quieres hacerle feliz, regálale un par de entradas de cine, ¡puedes incluso ir tú con él! Aunque probablemente te tenga tan visto de todo el verano… que prefiera ir con algún colega suyo, ya aviso. CINE-V1

Hidratación en cantidades industriales

Al final del verano, el socorrista está arrugado y seco como una pasa. Vete a Makro y cómprale un bote gigante de Nivea. Le harás la persona más feliz del mundo mundial.

Una sombrilla (no, no es un paraguas) para la cabeza

Así, el año que viene, podrá pasar el limpia-fondos y la redecilla sin quemarse el jeto. ¡Práctico y divertido! ¡Le encantará! Aunque probablemente le dé una vergüenza tremenda ponérselo y lo deje en un rincón de su cuarto tirado, pero… ¡Tú habrás cumplido con el detalle!

Fuente: Twenga.es

Fuente: Twenga.es

Y ahora enjúgate esas lágrimas, que se acabe el verano no es para tanto, es como el pelo, que siempre vuelve bueno, el pelo crece, vaya, pero… bueno, que da igual, que además, aún te quedan unos poquitos días de piscina, así que aprovecha y…

¡Al agua patos!